sábado, 5 de octubre de 2013

CONCURSO DE RELATOS: RELATO Nº 3 - VOCES CON ECO



El sol etéreo y mágico se veía a través de los arboles a medida que avanzaba el taxi por la callejuela, la mirada inundada en lagrimas que no se derramaban, suspendidas de una manera mágica en los ojos, las manos temblorosas, la respiración entrecortada pero era vivaz y feliz, mis pensamientos se alejaron hacia la profundidad de los sueños recordando los planes que por años seguimos para vernos, para al fin cumplir ese mágico momento de tenerte de pie junto a mí y que mis ojos se reflejaran en los tuyos, exhale¡¡¡ y mi corazón latió mas fuerte cuando vi la entrada del aeropuerto, el conductor se estaciono, pero por minutos perdí la noción del tiempo no sabía si bajar o devolverme, me sentía como caminando entre algodones de colores, a lo lejos escuche el retumbar en la pista de la llegada del avión todo mi ser tembló no lo podía creer estaba a minutos de verte, camine a prisa entre la multitud hacia la puerta de llegada la gente se estacionaba allí para tener mejor visión, yo camine con paso seguro pero asustada, ni vestido se movía al pasar en medio de la gente, y no quite la mirada de la puerta cerrada incierta, solo esperaba ver el rostro conocido  que aguardaba al otro lado del océano.
Y te vi sentado como siempre lo imagine de la forma como lo imagine, con las manos resueltas y el corazón arrebatado envuelto en esa nube de recuerdos y emociones, corrí sin pensar, con mis pies que se emergen en eso que llaman causa – efecto, tan desesperada y feliz que no podría explicarlo de otro modo, con las lágrimas cerca de los ojos sin llorar, y el aliento caliente y la sangre que se escuchaba a kilómetros recorrer cada vena.

A un paso de oler tu perfume mi cuerpo se detuvo,  exhale con fuerza y llene mis pulmones, y hasta ese instante que te vi de pie frente a mí,  mirándome ahora si a los ojos y viendo mi imagen reflejada en los tuyos, varias lagrimas rodaron por mi cara, alargue mi mano y toque tu rostro como siempre lo imagine, mis dedos sintieron eso que no diré en palabras, eso que te hace volar o ver más allá de las distancias, eso que te hace esto de cruzar cielos, estrellas, fronteras, mares, recorrer valles y llegar a un corazón lejano a decir aquí estoy.    


11 comentarios :

  1. eso que te hace volar o ver más allá de las distancias, eso que te hace esto de cruzar cielos, estrellas, fronteras, mares, recorrer valles y llegar a un corazón lejano a decir aquí estoy. simplemente hermoso tu relato

    ResponderEliminar
  2. Excelente relato, haces que uno se identifique con el sentimiento que expresas en el. Me encanto

    ResponderEliminar
  3. Un cuento hermoso, lleno de ternura y amor. cualquiera se puede sentir identificado como yo por el romanticismo que se expresa en el

    ResponderEliminar
  4. muy cierto, me parece familiar...porque sera? es precioso amiga

    ResponderEliminar
  5. Hermoso relato que nos transporta a un mundo de sensaciones, demostrándonos que con pocas palabras se puede decir mucho

    ResponderEliminar
  6. eaaa rayos es un buen relato como corolario de algun deseo oculto que se volvio real reflejando tu propia realidad muy romantico y espero que esos sentimientos que abordas correspondan a lo que tanto has anhelado un encuentro sonado con la persona que tu amas felicidades

    ResponderEliminar
  7. Has descrito perfectamente esa magia del encuentro, felicidades

    ResponderEliminar
  8. Es un relato tan preciso tan real imposible descibirlo mejor felicidades por tu relato me es tan familiar que me hizo recordar aquel momento. Gracias por hacerme vivirlo de nuevo.

    ResponderEliminar
  9. Todo el mundo debería experimentar una cosa así, al menos, una vez en la vida. Precioso.

    ResponderEliminar